La firma MA Abogados ha elegido al bufete Lexlite, con sede en Marbella y dirigido por Jacobo Romera, como su socio para reforzar su presencia en Andalucía. Con este acuerdo el bufete marbellí, creado a principios de año por Romera tras más de diez años como socio de Martínez-Echevarría, abarcará toda Andalucía y aportará su experiencia en campos como el derecho laboral y el asesoramiento a inversores inmobiliarios.

MA Abogados nació en 2009 con el impulso de los exministros Ángel Acebes y José María Michavilla y desde 2012 se ha integrado con varios bufetes de distintas ciudades de España (Sevilla, Valencia, Palma de Mallorca y Valladolid). El siguiente paso, ha sido Lexlite para cubrir desde la Costa del Sol a Málaga.

Por su parte, el bufete marbellí Lexlite fue creado hace poco menos de un año por Jacobo Romera del Corral, antiguo socio de Martínez Echevarría durante diez años y que pasó previamente por las oficinas de Clifford Chance en Londres y Barcelona. En este momento, Lexlite está formada por cinco profesionales con una fuerte especialización en derecho procesal, laboral y asesoramiento a inversiones. Como señala Romera, responsable de Lexlite, “este acuerdo ha sido posible porque somos un bufete que compartimos su filosofía y estilo de trabajo”.

El acuerdo alcanzado con el bufete de Acebes y Michavilla, según señalan fuentes de la empresa, supone un importante impulso para Lexlite, ya que se integran con un equipo profesional altamente especializado. “La entrada en MA Abogados permitirá a Lexlite integrarse en una estructura mayor, con lo cual podremos respaldar a nuestros clientes en toda España y ampliaremos nuestras especialidades”, apunta Romera. Los nuevos socios marbellíes tienen la meta, a corto plazo, de abrir oficina en la ciudad de Málaga. A partir de ahí, la estructura de MA Abogados en la Costa del Sol tendrá todas las especialidades del despacho, tanto en derecho público, como en la rama fiscal o en el asesoramiento a sociedades mercantiles.

En este momento MA Abogados suma un equipo de 55 profesionales y logrará en 2015 una facturación cercana a los siete millones de euros. Andalucía ya tiene un peso decisivo en esta cifra, pues en torno a un 40% del negocio provendrá de las oficinas de Sevilla y Málaga.

A partir de ahora, Alberto Pérez-Solano asumirá el cargo de socio director en Andalucía. “Estamos en una comunidad autónoma muy extensa y con la incorporación de este despacho podremos estar más cerca de los clientes, prestando un servicio de proximidad en una zona que tiene una economía muy dinámica”, indica. En este sentido, las oficinas de Sevilla y Málaga deben “articular el crecimiento entre Andalucía occidental y oriental”.

MA cuenta con 25 profesionales en Sevilla y otros cinco en Marbella. Para cerrar la implantación en la Costa del Sol, la firma incorporará a corto plazo a otros cinco letrados en Málaga. Lexlite dispondrá de todas las especialidades de MA y, a su vez, aportará su experiencia en campos como el derecho laboral y el asesoramiento a inversores inmobiliarios. También mejorará la penetración de la firma en un mercado en el que hay una concentración muy alta de grandes patrimonios. “MA tiene un modelo de oficina única en toda España, en la que las capacidades de Lexlite en asuntos contenciosos podrá estará al servicio de todos los clientes”, indica Pérez Solano.